“Sólo queda un día, que siempre vuelve a empezar: se nos da al amanecer y se nos quita al anochecer”.

Jean-Paul Sartre-El diablo y el buen Dios.

Bienvenidos al portafolio de mis trabajos visuales.

Debo el nombre a la expresión gallega que se refiere al estado del momento entre el día y la noche o la noche y el día en el que las formas se difuminan. Pasamos de ver a no ver y viceversa, nuestros sentidos están en continuo cambio. El número trece que acompaña al nombre se debe principalmente a que comencé la página en 2013. Además, siempre ha sido un número con una simbología muy curiosa no exenta de polémica en algunas culturas que a menudo tienden a omitirlo.

Mi intención es seguir trabajando especialmente en todo lo relacionado con la música en sus más diversas formas y en los límites de la fotografía explícita.